Foro Egipto: Viajar e Historia de Egipto  

contacta Unete Artículos Noticias Historia egipcia información al viajero

Retroceder   Foro Egipto: Viajar e Historia de Egipto > Foros de Egipto > Información al viajero
Inicio Registrarse NO ME ACLARO! Foreros Calendario Temas de Hoy Leídos

  FOROS   |   VIAJEROS    |    OPINIONES   |   EGIPTOLOGÍA    |   EGIPTOPEDIA    |   EGIPTOGUÍA   |    FOTOS  |   VIDEOS   |   BUSCAR  


Temas Similares
Tema Autor Foro Respuestas Último mensaje
Viaje a Egipto para mis padres Nefertari Información al viajero 43 20-05-2007 19:12:27
primer viaje eduisa Información al viajero 13 03-04-2007 17:23:09
viaje a egipto en junio: programas aketenon y egipto al completo juancito Información al viajero 2 27-03-2007 21:18:00

Crear Nuevo Tema  Tema Cerrado
 
Herramientas Desplegado
  #1  
Antiguo 02-04-2007, 22:17:30
Sennedjem Sennedjem is offline
Navegando hacia Merimda...
-Veces que he dado las gracias: 0
-Me han dado las gracias 0 veces en 0 mensajes
 
Predeterminado Mi primer viaje a Egipto.

Salaam alekum.

Mi diario sobre mi primer viaje a Egipto lo había puesto en el antiguo foro..., con vuestro permiso, lo vuelvo a poner aquí por si sirve de ayuda para futuros viajeros a Egipto.



EGIPTO:UN SUEÑO CUMPLIDO
(I parte)


Cuando era un niño soñaba con Egipto…..ahora, estamos en Julio del 2000, y estoy de pié en el pasillo del avión, esperando a que se abra la puerta, para que ese sueño se convierta en realidad.

Sobrevolando Egipto de noche, podía ir viendo las luces de los pueblos de la ribera del Nilo, pueblos que le deben su existencia. Una imagen nocturna que es un regalo anticipado, un regalo por adelantado de los que nos espera al llegar. El avión aterrizará en el aeropuerto de Assuán, pero lo sobrepasamos y continuamos sobrevolando el Lago Nasser, como si el piloto quisiera que disfrutáramos un poco más de este maravilloso entrante, para luego dar la vuelta para el aterrizaje.
La gente empieza a moverse, al final nos vamos acercando a la puerta, nada más salir, lo primero que recuerdo es una sensación de ola de calor sofocante, eran las diez de la noche, pero esto me impactó, una sensación que no había experimentado. Por mi mente pasó la idea, vaya, si ahora siento esto… que sentiré en las horas centrales del día. Dejé a un lado estas preocupaciones, y nos dirigimos a la terminal donde nos esperan los respetivos guías para llevarnos a los barcos para realizar el crucero, en mi caso sería uno de siete días. Después de los tramites correspondientes , nos dirigimos a los distintos barcos, y de camino, otro contraste, ver a los coches , en plena noche, sin luces…De camino a los muelles para embarcar, no dejábamos de girar la cabeza para no perder detalle de nuestro primer contacto con el país, observando el paisaje, las casas, las patrullas de policía apostadas en lugares estratégicos, cruzamos la antigua presa, construida por los ingleses a finales del siglo XIX, y nos introducimos en la ciudad de Assuán.


-----Al llegar al barco, nos dimos de cuenta de que nuestro grupo iba a ser reducido, ocho personas, lo cual nos alegró. A partir de ese momento, haríamos casi todo juntos, nos convertimos en inseparables, y tengo que decir, que cuando realizas un viaje organizado, siempre piensas en eso, como encajarás con la demás gente, creo que es algo importante, ya que de esto depende una parte importante del resultado final del viaje. Realmente éramos un grupo heterogéneo, pero tengo que decir que en pocos viajes disfruté tanto como en este.
Recepción en el barco, y primer contacto con una bebida típica, el “karkadé”, una infusión de flor de hibiscus seca, que se puede tomar fría o caliente. Primera noche en el barco, a la espera de nuestro primer día en Egipto.------


Esta mañana nos toca la visitar la Isla de Agilkia, la gente la llama de Filae, pero la verdadera isla, está sumergida bajo las aguas del lago. Nos dirigimos al embarcadero para coger una motora que nos llevará hasta ella, nos subimos, y no sé si por la emoción o por el nuestro desconocimiento mutuo, vamos en silencio…yo creo que es lo primero, una más de las muchas que viviremos en este viaje. Nos acercamos a la isla y al rodearla, podemos observar a uno de los mejores templos de todo Egipto, te pone los pelos de punta poder observarlo desde la motora, casi como algo mágico apareciendo en medio de la nada. Este templo dedicado a la diosa Isis, fue el último reducto de los sacerdotes del antiguo Egipto, y en él podemos apreciar algunas cosas llamativas: tras adentrarnos en una avenida porticada, al fondo vemos unos gigantescos pilonos , su forma es característica de muchos templos y se asocia a la aparición del Sol después de su lucha nocturna en el inframundo, estos pilonos dan acceso al primer patio del templo, y si nos fijamos, cada vez que nos adentramos más en él, el suelo esta más alto y el techo más bajo…
Otros detalles relevantes de él, son las paredes y columnas, cientos, miles de figuras grabadas en hueco relieve, cruces coptas, paredes ennegrecidas, figuras machacadas, etc… Sobre las cruces hay una idea clara, este templo fue cobijo de los primeros cristianos, sobre las paredes ennegrecidas, hay varias versiones, una, que fue provocado por los coptos para intentar borrar lo que ellos consideraban pagano, ya que este templo fue usado como iglesia, y la otra versión sería, que fue debido a las hogueras que se hacían en el interior. A partir de esta primera incursión en esta cultura, deberemos acostumbrarnos a trabajar con varias versiones, ya que todavía quedan muchas incógnitas sobre ella. Con respeto al borrado de las figuras, el tema es más complicado, desde la versión de que fueron los coptos, ya que las veían como figuras paganas, hasta la de Schwaler de Lubicz, de que fueron los propios egipcios, ya que estos, según él, entendían sus templos como “lugares vivos”. Según Lubicz, los sacerdotes, para impedir que los cristianos se apoderarán de sus conocimientos, lo que hicieron fue “borrar o matar” estas figuras para así suicidar el templo…
Para terminar diré que la diosa Isis, representada con su hijo Horus en brazos, es asociada tanto con la Virgen María como con María Magadalena, pero de esto no os voy a hablar en este diario... …si podéis no dejéis de ver el espectáculo de luz y sonido, uno de los mejores que se pueden ver, en español, los jueves.


------De regreso, ya nos decidimos a hablar entre nosotros, las primeras impresiones, presentaciones…todo empieza a encajar.------

Nuestra siguiente visita es totalmente radical, la gran presa de Assuán, desde ella se puede ver el templo de Kalabsha. Regreso al barco para comenzar el crucero.
Asistimos a la primera maniobra, luego veríamos muchos más, para salir del embarcadero, estamos en cubierta, absortos, contemplando esta increíble ciudad, a la cuál volveremos días después, paso ineludible de las caravanas provenientes del sur, sus zocos todavía conservan un ambiente exótico, aquí se encontraba la primera dificultad con la que se encontraban los exploradores a la hora de remontar el Nilo, la primera catarata. De esta ciudad podemos sustraer recuerdos de Agata Christie, o de las aventuras de Pierre Benoit , una ciudad llena de atractivos, recorrer su zoco que discurre a lo largo de la corniche, navegar en “falúa”, las puestas de sol desde el hotel Old Cataract, lo que queda de los poblados nubios, el museo nubio, las tumbas de los nobles, el mausoleo del Aga Kan, las canteras de granito con el “obelisco inacabado” de 42 metros de largo, el museo nubio, los tatuajes de “henna”, la música nubia, realmente es embriagador y romántico, dejarse llevar por el viento navegando por el río y escuchando estas melodías…

Bajamos por el Nilo, camino de nuestra primera parada, Kom Ombo.
Nuestra primera tarde en el barco, la dedicamos a observar las riberas de este extraordinario río, “Egipto, el Don del Nilo”, como decía Herodoto, y cuanta razón tenía. Si nos fijamos solo una estrecha franja de terreno fértil separa al río del desierto, pero quizás esto le da ese carácter tan especial. Desde la cubierta vemos los pequeños poblados esparcidos por la ribera, las gentes en sus quehaceres habituales, las mujeres lavando en el río, tanto la ropa como los útiles de cocina, los hombres y niños moviéndose a lomos de esos pequeños burritos,”homar”, tan comunes y útiles en este país, los pescadores , todavía usando los métodos antiguos de pesca, golpeando el agua, con unas enormes varas…. a lo largo del río, todavía podemos ver los “shadoof”, aparatos destinados a elevar el agua para los riegos, y que eran movidos, con gran esfuerzo, por los “fellahs”, las “gamuzas” búfalos, refrescándose en el río. Todo esto nos hace transportarnos cientos de años en el tiempo, como si fuéramos navegando en una nave invisible, pero siglos atrás.

Llegamos a Kom Ombo, antiguamente llamada , Pa-Sebek(Tierra de Sobek),situada a unos 40 Km. de Assuán,ya a última hora de la tarde. Este templo dedicado al dios cocodrilo, Sobek, y a Haroeris (Horus el viejo), se nos aparece en un alto, como si estuviera en una terraza, observando al Nilo, y en sus laderas me imagino a los protegidos cocodrilos tomando el sol…este dios venerado el Imperio Antiguo, fue una poderosa divinidad, “el que arrebata a las mujeres de sus maridos siempre que lo desea”, pero que también hace que verdeen la hierba de los campos y las riberas de los ríos.
En este templo destaca el inventario de instrumentos médicos, y los cartuchos reales de algunos faraones ptolomeos. Sigue las características arquitectónicas del periodo ptolemaico, la parte izda. dedicada a Haroeris y la parte dcha. a Sobek. Este doble templo habla de la enemistad entre los tentirytas y los ombitas, así, para apaciguar a las dos provincias, los sacerdotes introdujeron cultos iguales, con el fin de dominar a los malos espíritus que según ellos, se albergaban en el ánimo de aquellos dos pueblos enfrentados.

Al lado del templo, se pueden encontrar puestos de venta, sobre todo de “galabeyas”, especie de túnicas de algodón, sin cuello, abierta por el pecho y que llega hasta los tobillos, usadas tanto por hombres como por mujeres, y que las podéis comprar, pero no sin antes regatear, será vuestro primer contacto con esta técnica ancestral de venta, si no os gusta regatear, dejad que otra persona lo haga por vosotros, de lo contrario, lo notará vuestra cartera. Recordad, para ellos el concepto de tiempo es muy distinto al nuestro, para hacer una venta, no les importa estar media hora o más…si no queréis comprar no pidáis precio, si queréis comprar tener en cuenta que si queréis sacar un buen precio, hay que dedicar un cierto tiempo. En muchos cruceros suele haber la llamada, noche de disfraces, la gente se viste con ropas egipcias, aunque antes de comprar os recomendaría alquilar, en las tiendas de los barcos suelen alquilar todo lo necesario para estas ocasiones.


------Esa noche, la segunda, la dedicamos a conocernos un poco, desde la cubierta del barco….disfrutando de la noche …las primeras risas…al madrugar tanto, te parece como si los días no acabarán…las horas se multiplican, y el disfrute es mayor. Al llegar a las habitaciones nos encontramos las típicas figuras hechas con toallas o con lo que se encuentren los camareros en la habitación, realmente impactantes.-----

Próxima parada: Edfú.
Aquí las calesas y los vendedores agresivos son el elemento común, os llevarán en ellas y os dejaran justo donde ellos están, para volver recordad el número de la calesa, y ojo con los vendedores. También nos encontramos con la conocida frase “ Hello, Bakchich” , niños implacables solicitando una propina, Este templo dedicado al dios Horus, hijo de Isis y Osiris, como dice, Terenci Moix, en su libro, “Terenci del Nilo, viaje sentimental a Egipto”, -¡Lo conquistamos por el trasero!, se trata del primer gran coloso egipcio, el cual se nos aparece de espaldas. Cuando los franceses lo encontraron prácticamente estaba cubierto de tierra y arena, hasta tal punto que sobre las cornisas había chozas de barro, construidas por los habitantes del poblado, solo la parte superior de los pilonos quedaba libre de esta, lo quel aprovecharon los expedicionarios franceses para cubrirlos con graffiti. Para mi es uno de los templos mejor conservados. Impactantes son las dos estatuas de granito de Horus(Halcón), flanqueando el pilón de entrada. En el sancta santorum había otra estatua del dios, solo el faraón o el Sumo sacerdote tenían acceso a este recóndito lugar del templo, la ceremonia de renovar las ofrendas se repetía tres veces al día. Cada año se sacaba al dios en procesión por el Nilo donde se encontraba con Hathor(diosa del amor), cuyo culto se procesaba en el templo de Denderá, situado en dirección norte.


------Primer susto para nuestra pareja de amigos asturianos, desde la cubierta los vemos acercarse corriendo por la corniche…pensaban que el barco se iba…jajaja…pobres!!, lo que en realidad ocurría es que el barco hacia otra de sus habituales maniobras…------

Salimos con destino a nuestra siguiente parada obligatoria, la esclusa de Esna. Al llegar vemos que hay como cinco o seis barcos esperando para cruzar la esclusa, se acercan a un costado izquierdo del río formando una fila india para cruzarla. Pero lo mejor es la espera, varias “embarcaciones”, se acercan al barco, cargadas con productos, como si fuera un zoco fluvial. Los turistas suben a cubierta y comienza la feria: lanzamiento de prendas desde los botes hasta la cubierta, para que podamos apreciar el producto…devolución de la mercancía rechazada por el mismo medio, y regateo a distancia…fueron unos momentos realmente divertidos. Los niños desde la orilla nos tiraban los estuches vacíos de los carretes de fotografía, con unas piedrecillas dentro para volaran más lejos, en un principio no entendíamos muy bien para que eran… pero luego caímos en la cuenta…eran para que se los devolviéramos… con “libras”, la moneda local, dentro.

A media tarde, cruzamos la esclusa y ya sin parar directos a Luxor, antes la Tebas griega, y mucho antes, en tiempos faraónicos, Uadset.
La imagen, desde cubierta, no se me olvidará jamás: atardecía, y los últimos rojizos rayos de sol se ocultaban por detrás de la montaña tebana, y con el lento navegar del barco, la música árabe sonando, creaba una atmósfera insuperable. Pero para mayor disfrute, tuvimos la suerte, aunque eso depende también del paquete turístico, de atracar prácticamente enfrente al Templo de Luxor.
Luxor, la tierra prometida de tantos aventureros y arqueólogos, se aparecía ante nosotros, y solo teníamos tres días para intentar descubrir algunos de sus innumerables tesoros.


------Esa noche salimos con nuestro guía, Gamal,a pasear y tomar algo,” la corniche” es un paseo arbolado de varios kilómetros, de norte a sur, y suele ser recorrida por un innumerable cantidad de calesas, sus propietarios suelen ser muy insistentes, siempre dispuestos a hacer clientes. Esa noche tomamos “chai” o té y algunos de nosotros, a pesar de ser exfumadores, nos estrenamos con la “shisha” ó pipa de agua.------

Al día siguiente madrugón, nos tocaba visitar la orilla occidental de la ciudad, que como en casi todas las ciudades antiguas de Egipto, era donde se encontraba el mundo de los muertos.
Comenzamos parando en los llamados, Colosos de Memnón, figuras sedentes colosales que representan al faraón Amenofis III, prácticamente lo único que queda en pié de este impresionante templo funerario. Un terremoto destruyó el templo y estos colosos quedaron resquebrajados.
De esta manera cuando los primeros rayos de sol los calentaban, la estatua del norte emitía un sonido como lamento. Los griegos lo asociaron a Memnón, Dios del viento e hijo de la Aurora, cantaba cada mañana al recibir las caricias de su madre. Hasta el gran Adriano, visitó Egipto en compañía de su mujer para oír los lamentos y pudieron oír un sonido que les emocionó como ninguna otra cosa en su vida. Séptimo Severo mandó restaurar las estatuas y el sonido desapareció.
Cruzamos la aldea de Qurna, lugar de nacimiento de una de las familias más famosas de Egipto, los Abdelrassul, conocidos por ser los descubridores del mayor escondrijo de momias, “el escondite real”, encontrado en el valle. Se dice que cada casa de este poblado tiene acceso a alguna tumba, en varias ocasiones las autoridades han intentado trasladarlos pero sin resultado.

Entramos en el Valle de los Reyes, “Biban el Moluk”, última morada de los muchos de los faraones de las dinastías XVIII,XIX y XX. Grandes nombres están asociados a este valle: desde mi admirado, Giovanni B. Belzoni, pasando por Burton, Lepsius, Mariette, Maspero, Davis, Carter, Carnavón, nombres para siempre ligados a este lugar.
Antes de entrar en la garganta, a mano derecha, en un alto, podemos ver la casa donde vivía Howard Carter, posiblemente se convierta en un museo, continuamos hasta llegar a la zona de aparcamiento, aquí tenemos una cafetería y la zona de puestos de venta. Para llegar a la entrada propiamente dicha, cogeremos un pequeño “tren”, en cuál nos dejará en las taquillas. La entrada te da derecho a ver tres tumbas. Esta es mi recomendación:

--Tutmosis III, KV34, en el alto de un risco, impresionante, se accede a través de una escalera metálica.
--Tausert y Sejnat, KV14, tiene dos cámaras sepulcrales, el techo decorado con motivos astronómicos.
--Amenofis II, KV35, en la parte derecha de la cámara sepulcral se encontraron dos habitaciones,”escondrijos reales”, con los restos de varios faraones, Tutmosis IV, Amenofis III, Ramses V, etc...
Mención aparte merece la tumba de Tutankamón, KV62. No es ni grande ni impresionante, pero debido a todo lo que supuso para la egiptología, para el conocimiento del antiguo Egipto, debería ser de obligada visita, recordar que la momia permanece en la tumba.

Mirando este “uadi”, valle, me imagino a los “Servidores de la Sede de la Verdad”, cofradía de trabajadores que construyeron estas tumbas, bajando por estas laderas en cuadrillas, trabajadores como Sennedjem, Pachedu, Amenenhat, etc…hombres como nosotros que consagraron su vida a la construcción de la “ciudad de los muertos”. Vivian en el poblado de Deir-el-Medina, y se trasladaban al valle cada semana, en aquella época las semanas eran de diez días, trabajaban ocho y descansaban dos. Eran unos auténticos artistas, con unas rudimentarias herramientas crearon maravillosas obras de arte, que todavía hoy no nos dejan de sorprender.


…llegamos a Deir-el-Bahari, lugar donde se encuentra el Templo de Hatshepsut, a la izquierda de este se pueden ver las ruinas del templo de Mentuhotep, construido cinco siglos antes. Hace una calor de mil demonios, y mi cuerpo se queja, necesito mojarme la cabeza, refrescarme, días atrás me compré un pañuelo egipcio de algodón, lo mojo y me lo pongo a modo de turbante… Contra los riscos se haya este templo, que en estos momentos esta siendo restaurado por un equipo de arqueólogos polacos. En este lugar encontraron la muerte, hace tres años, 60 turistas, nos cuenta el guía, que los terroristas estaban escondidos en las tumbas que hay en las laderas, y que bajaron a la explanada disparando sin ton ni son, terrible, la incomprensión, el asesinato de inocentes…

Esta impresionante obra, “el templo de millones de años”, fue llevada a cabo por Sen-en-Mut, Mayordomo de Amón, una figura importantísima en el reinado de Hatshepsut. Destacan los esplendidos colosos osiríacos de la reina, representada con barba y con la doble corona, y con los cetros de la realeza, de la vida y la fuerza. En las paredes del templo destaca sobre todo la representación del viaje a Punt, el país del incienso, uno de los grandes hitos de su reinado. En la avenida de acceso todavía se pueden ver los hoyos donde se plantaron los árboles de incienso traídos por esta expedición, Punt se asocia a la actual Somalia. También se distinguen las tres capillas dedicadas a Amón-Ra, Anubis y Hathor.


-----Se acaba la visita y mi cuerpo lo agradece, no tengo ánimo ni para mirar para los puestos de venta, nuestro microbús nos acoge, el aire acondicionado se hace imprescindible. Antes de comer nos queda otra visita, el Templo de Karnak.------

El Gran Templo de Karnak, dedicado al culto del dios Amón y su familia, la diosa Mut y su hijo, Jonsu. Karnak significa en egipcio,”el más venerable de los lugares”. Muchos faraones participaron en la construcción y ampliación de este grandioso templo, basta decir que para este templo llegaron a trabajar hasta 80.000 personas. A destacar:
--La sala hipóstila. “Bosque de piedra” compuesto por 134 columnas de veintitrés metros de alto, dan a esta estancia un aire imponente.
--Los Obeliscos. Estas moles de piedra se levantaban por parejas. Podemos ver el de Tutmosis I y el de Hatshepsut.
--El lago sagrado. Pieza importante de todo templo egipcio. Aquí tanto nadaban las ocas consagradas a Amón como los sacerdotes realizaban las abluciones diarias.
--- La “sala de las fiestas”. Construido por Tutmosis III, también llamado
“jardín botánico” , ya que las salas están decoradas con representaciones de plantas y de animales de procedencia exótica.



------Dejamos el templo de Karnak, y nos vamos al barco, hace una calor asfixiante y nos espera la comida. A la hora de la comida no hicimos más que reírnos, creo que en Luxor fue el momento cumbre del viaje, disfrutábamos, congeniábamos, todo estaba bien. Tengo que decir que la comida en el barco fue de primera: desde las”betingan” berenjenas adobadas, “Kibbeh” albóndigas de carne de cordero, asi como el “tabbouleh” ensalada de perejil y sémola, o el “mashi” arroz con carne y verduras. Los postres increíbles también:”kumafa” tallarines al horno con nueces y miel. Cada día a las cinco de la tarde tomábamos té con pastas en la cubierta, continuando con la genuina tradición inglesa.------

Como último plato nos quedaba el Templo de Luxor, “El harén de Amón”. El faraón Amenofis III comenzó su construcción y Ramses II la terminó. En él se celebraba la llamada “Fiesta de Opet”, la celebración de un año nuevo.
La visita la realizamos al caer la tarde, lo cual agradecimos, tanto por escapar del calor como de las multitudes de gente. Nada más llegar se nota la falta de uno de los obeliscos, hoy en Paris, destacan las figuras sedentes de Ramses II, las impresionantes columnas de 20 metros de altura, las estatuas de alabastro de Tutankamón y su esposa Ankhesenamón. Llama la atención que dentro del templo este una mezquita, llamada de Abu el Haggag.


-----Al terminar la visita, algunos del grupo nos quedamos en el templo y la verdad fueron momentos muy intensos y relajantes a la vez. La caída del sol y la llamada a la oración del almuecín, nos hizo entrar en una paz que nos reconfortó después de un día tan intenso. En esta última noche, unos se fueron al espectáculo de luz y sonido (no lo recomiendo), y otros a callejear por las calles y tiendas, parece que muchos locales tienen abierto todo el día….------

Último día en Luxor, aprovechamos estas horas de la mañana para hacer una visita, que considero imprescindible, el Museo de Luxor.
Al visitarlo podréis ver la diferencia con el del Cairo, orden y caos, pero los dos con su encanto. Impresionantes los bustos de Amenofis IV también conocido por Akhenatón. No os perdáis la sala que se encuentra entrando a la derecha, en un rellano, aquí podéis ver, entre otras, la famosa estatua de cuarcita roja del faraón Amenofis III. Creo que es un gran final para dejar esta maravillosa ciudad.


------Regresamos al barco, la partida se acerca, nuestros cuerpos se irán…pero nuestras mentes volverán muchas veces a esta ciudad tantas veces soñada...------
.
Advertisement
Advertisement Sponsored links

  #2  
Antiguo 02-04-2007, 22:40:12
Avatar de Turismo Egipto
Turismo Egipto Turismo Egipto is offline
Amarrado por falta de viento...
-Veces que he dado las gracias: 0
-Me han dado las gracias 0 veces en 0 mensajes
 
Ubicación: SANTIAGO, CHILE


Predeterminado

Gracias Sennedjem, claro que sirve y nos da gusto volver a leerlo.

saludos

patty
__________________
EL QUE HA BEBIDO AGUA DEL NILO, NO PODRA APAGAR SU SED CON OTRA AGUA"
  #3  
Antiguo 02-04-2007, 23:10:33
Sennedjem Sennedjem is offline
Navegando hacia Merimda...
-Veces que he dado las gracias: 0
-Me han dado las gracias 0 veces en 0 mensajes
 
Predeterminado

EGIPTO: UN SUEÑO CUMPLIDO
(2ª y última)



------Dejamos Luxor con tristeza, desde la cubierta del barco observamos esta ciudad que nos ha acogido durante estos días, que decir, no creo que haya muchos lugares en el mundo como este-----

Remontamos el río de vuelta a Assuán. Aparecen las primeras dolencias estomacales, hemos respetado todas las normas, pero la otra noche, algunos de nosotros tomamos karkadé frío, y quizás fue lo que nos sentó mal, pero de todas formas fueron unos síntomas muy ligeros. Tenemos gente nueva en el barco, unos vienen y otros se van…nosotros ya nos consideramos unos veteranos…jajaja. Volvemos a parar en Edfú y Kom Ombo y aprovechamos para si cabe, disfrutar un poco más de estos lugares.

-----Estamos a jueves, ya casi hace una semana que estamos en Egipto, y esa noche ocurrió algo maravilloso: era nuestro aniversario de boda y a una persona del grupo se le ocurrió la idea de darnos una gran sorpresa; después de cenar, de repente, se apagan las luces del comedor, de la cocina salen tanto el jefe como los cocineros, el “sheik” con una tarta con velas, los cocineros con una especie de panderetas grandes, tocando una danza nubia y recorriendo toda la sala… pero de repente se dirigen hacia nuestra mesa y nos hacen levantar tanto a mi mujer como a mi, la celebración era para nosotros…¡¡vaya sorpresa!!. Nos hicieron levantar y tuvimos que bailar con ellos…sin palabras!!. Compartimos la tarta con toda la gente del comedor…fue algo muy emotivo y romántico que no olvidaré jamás. GRACIAS CARMEN.
-----Viernes, 3 de la madrugada, estamos en Assuán, hora de levantarnos para coger un avión que nos llevará a Abu Simbel. Recogemos nuestro picnic, y nos dirigimos al aeropuerto, allí nos espera un turbohélice. El viaje dura sobre 45 minutos, entonces era la única forma de llegar a Abu Simbel. Sin querer me senté en la parte izquierda del avión y eso me dio la oportunidad de ver los templos desde el aire, sin palabras…-----


Creo que uno no debe de perderse esta visita, ir a Egipto y no visitar este lugar, para mi sería imperdonable. Llegamos para ver amanecer, para contemplar como el color de las piedras cambia según recibe los rayos de sol. Los primeros occidentales que lo vieron fueron Burckhardt y luego Belzoni, que logró entrar después de liberar la entrada de la arena. Cuando el faraón Ramses II construyó el templo para intimidar a los pueblos del sur, los nubios, la verdad lo consiguió. Ver esas cuatro reproducciones de piedra de 20 metros de alto, imponen al cualquiera. En el interior las paredes representando la batalla de Qadesh, para más honra de este faraón.
Al lado el templo de su esposa Nefertari, dedicado a la diosa Hathor, con seis estatuas de 10 metros de alto, representando al faraón y a su esposa.
Tengo que decir que lo peor de la visita es el poco tiempo que dura, realmente es una visita fugaz, en nada acorde con las tarifas aplicadas, unos de los problemas de los viajes organizados es eso, los tiempos limitados que a mi juicio, te hacen sentir como en una marioneta de aquí para allá.

Aún no son las doce del mediodía y ya estamos de vuelta en Assuán. Aprovechamos para hacer las últimas compras: escarabajos, tabaco(Cleopatra), papiros,etc… Nos queda la tarde libre, y a última hora volaremos hacia el Cairo. Pero como todos los viajes tienen improvistos, al final acabamos llegando a los hoteles a la una de la madrugada….


-------He dormido muy poco, me despiertan los cláxones de los coches, salgo al jardín y se oyen por todas partes, los conductores usan pequeños toques de claxon para todo: aparta que voy, no cruces, te voy a adelantar, etc… es una auténtica demostración musical. Que decir tiene lo de cruzar las calles, amigos, se requiere gran habilidad y experiencia para sortear los coches sin que te atropellen, pero si no quieres quedarte en la acera…ya sabéis...valor y a cruzar. Hoy tenemos otra visita soñada: las pirámides. No entiendo porque los operadores de turismo no empiezan por El Cairo los tours, creo que el viaje debería realizarse cronológicamente a la historia y construcción de esta civilización.-----

El trayecto desde el hotel a Giza es corto, unos minutos, a lo lejos las pirámides sobresalen por encima del paisaje, nunca imaginé que estuvieran tan cerca de los edificios… la emoción nos puede y estamos deseando bajarnos para acercarnos a estas maravillas de la antigüedad. Entramos por la llamada ”avenida de las pirámides” y llegamos casi a los pies de la Gran Pirámide, Keops. Nos bajamos en la cara norte por donde se encuentran las dos aberturas, la entrada original y la “brecha de al-Mamun”, según parece este califa accedió a la pirámide abriendo esta vía, la cual es utilizada hoy en día como entrada para los turistas.
Desde aquí podemos observar toda la magnitud de estas increíbles obras de ingeniería, ahora las vemos, excepto la parte superior de la pirámide de Kefrén,
sin su recubrimiento, usado para levantar las murallas y las casas del Cairo antiguo. Nos acercamos a estos grandes bloques de piedra caliza y vemos su imponencia, para los primeros turistas subir a la cima de la gran pirámide era un deporte casi obligado, hoy en día tenemos que conformarnos con subirnos a unos cuantos y con mucha dificultad…
La visión de estas construcciones nunca dejará de sorprenderte por muchas veces que las veas. El autobús nos lleva por la carretera que baja entre las dos pirámides mayores, dejándonos la Esfinge a mano derecha, es nuestra primera visión de “ Aboul Hol(Madre terrorífica), llamada así por los egipcios. El grupo se dirige a la entrada que da acceso al recinto, pero yo, como hipnotizado no les sigo, me la quedo mirando extasiado, saco fotos, camino hacia la carretera, por cierto, me parece una aberración haberla construido…, camino sin apartar la vista de esta asombrosa construcción. Aquí me ocurrió algo emocionante: una mujer y su hija pasaban a mi lado, cuando ella, con gestos, me dijo que las fotografiara con la Esfinge detrás…es una de las fotos que guardo con más cariño.
Después de varias horas en el recinto de las pirámides nos llevan a la típica tienda de papiros, visita que parece imperdonable en cualquier viaje a Egipto…., donde te explican todo el proceso de la fabricación de un papiro. La planta del papiro era en la antigüedad el emblema del Bajo Egipto. Podían llegar a medir hasta seis metros de altura, esta planta se aprovechaba en su totalidad, pero se conoce sobre todo por ser el soporte para la escritura.


-----Se acaban las visitas programadas y hemos decidido visitar Saqqara por nuestra cuenta, nos dedicamos a buscar dos taxis, tomándonos nuestro tiempo para el regateo. Nos repartimos en los dos viejos taxis negros, decorados al estilo árabe: sobre le salpicadero, típica manta para protegerlo del sol, y lo mejor los asientos traseros embutidos en plástico, imaginaros nuestros pantalones después de sudar … nos dirigimos raudos y veloces por esta estrecha carretera donde los campos de cultivo y las palmeras son el paisaje predominante-----

Visitaremos la que dicen es la precursora de las grandes pirámides “ La Mastaba de Zoser” construida por Imhotep. Todo el mundo conoce las pirámides de Gizeh, pero si bajamos por el Nilo podemos observar en mayor o menor estado de conservación hasta casi cien pirámides.
Nos apartamos de la carretera principal y nos introducimos en un palmeral que nos lleva a la entrada del recinto, aquí se paga por persona y coche, ya que aún nos queda un trecho hasta llegar a la pirámide. Esta meseta desértica pero fascinante toma su nombre de la palabra árabe “sakhr” (piedra,roca). Saqqara es un enorme recinto donde se encuentran desde mastabas(tumbas funerarias de altos funcionarios) hasta pirámides. Nosotros nos dirigimos al recinto de Zoser, de forma rectangular y cerrada impresiona nada más verla, un gran mole, la primera construcción en piedra de la humanidad…te quedas boquiabierto. Su forma en escalera, era para que el alma del rey muerto pudiera subir hasta el cielo, para unirse a los dioses en la inmortalidad.
Entramos por un pórtico construido por columnas, fijaros en ellas, sus constructores posiblemente todavía no estaban seguros de que pudieran aguantarse, las fijaron a un muro. Según sales entras en un patio, todo el mundo se dirige hacia la pirámide pero no os perdáis la llamada cornisa de las cobras, según se sale de frente. A la derecha esta el patio donde se celebraba el llamada “Festival Heb Sed”, en el cuál el faraón realizaba unos ritos mágicos por los cuales recobraba el poder físico y espiritual para seguir gobernando el país. En la cara norte esta el llamado “Serdab”, una cámara sellada con una estatua del faraón en su interior (un copia, la original esta en el museo del Cairo), la cámara tiene dos agujeros, y como dice Jean P. Lauer “los agujeros no están para que miremos hacia dentro, sino para que el faraón mire hacia fuera, quizás hacia las estrellas del norte llamadas las Imperecederas porque nunca se ocultaban”. Increíble el trabajo y la dedicación de este hombre, Lauer, quién trabajó durante 68 años reconstruyendo este recinto. Subiros a alguna de las colinas artificiales y echar un vistazo de norte a sur, veréis un imagen espectacular de esta parte del desierto.



-----Volvemos al Cairo, Al Qahira(La Victoriosa), nos espera. La ciudad de las mil mezquitas y los cinco mil cafés. Todavía no hemos visitado la ciudad, esta tarde- noche en un tour organizado veremos: la ciudad de los muertos, el monumento a Sadat, cena en el Felfela y por último, visita al bazar de Khan el Khalili.-----

-----En su libro” El Cairo, la ciudad victoriosa” Max Rodenbeck menciona la siguiente historia perteneciente al libro de las “Las Mil y una noches”: en uno de los cuentos, un médico judío atiende a un paciente de Damasco quien le relata la historia de su vida. Le dice cómo siendo joven escuchaba extasiado a su padre y a sus tíos hablar después de las oraciones de los viernes. Se sentaban en círculo, relata, enumerando las maravillas de tierras lejanas. Entonces uno de sus tíos dijo, “los viajeros cuentan que no hay sobre la faz de la tierra nada más hermoso que El Cairo. Y su padre añadió, “quien no ha visto El Cairo no ha visto el mundo. Su polvo es oro; su Nilo, una maravilla; sus mujeres son vírgenes del paraíso con ojos negros; sus casas, palacios; su aire, templado; su olor supera al de la madera de áloe y alegra el corazón: y como podría ser de otra manera si es la Madre del Mundo?”
Después de oír esto, dijo, que pasó la noche suspirando, y tan pronto como se le presentó la ocasión se escabulló de su caravana y huyó hacia El Cairo.-----

-----Hay que decir que la ciudad no se encuentra en su mejor momento, pero seguro que resurgirá de sus cenizas como el Ave Fenix(Benu), lo hacía cada quinientos años. Estamos a sábado por la tarde y tenemos un tour guiado por la ciudad, no entraba en el paquete del viaje, pero al final nos apuntamos todos-----


El grupo ha aumentado un poco, con nosotros vienen un pequeño grupo de argentinos. Nuestra primera visita: la ciudad de los muertos.
Para un occidental la visión de gente viviendo en un cementerio no se comprende, Robert Solé habla en su libro Diccionario del amante de Egipto, lo siguiente----como dice Naguib Mahfuz en su libro Historias de nuestro barrio:
” Los días que íbamos a visitar a los muertos se encuentran entre los más bellos de toda mi vida. La tarde del día anterior preparábamos las galletas y dátiles que nos llevaríamos. Temprano, por la mañana, nos poníamos en camino. Yo iba andando entre mi madre y padre llevando las palmas y la albahaca; nuestra criada nos precedía con el resto de las ofrendas. Me encantaba el espectáculo de aquellas mareas humanas que se entrecruzaban. Desde lejos reconocía el pórtico de nuestro recinto funerario, del mismo modo que se reconoce a un amigo de antaño. Este lugar abierto bajo el cielo me embriagaba; ya no he conocido una alegría tal.”
El cementerio data del siglo X, durante la época de fatimidas, y hoy en día es un barrio más de la ciudad del Cairo. Apenas nos bajamos del autobús ya que parece que los occidentales o turistas no son muy bien recibidos. Es difícil saber cuánta gente vive aquí, se dice que son cincuenta mil personas…

Nos dirigimos ahora al Monumento a Sadat. En forma de pirámide esta erigido en el mismo lugar donde fue asesinado en 1981 por los extremistas en pleno desfile militar.

Toca cena y el restaurante es el “Felfela”. Restaurante típico y económico con una decoración muy peculiar, hay varios por la ciudad. Llamaba la atención ver a los cocineros trabajar casi en la misma entrada a la vista del público.

Para terminar unos de mis lugares preferidos en el Cairo,”Khan el Khalili”.
Es sábado por la noche y es increíble la cantidad de gente que se mueve por el bazar. El tour aquí incluye un té, chai, en el café, ahwa, más famoso de la ciudad: “El Fishawi”. Este local en parte debe su fama al escritor Naguib Mahfuz, ya que era un lugar de reunión de intelectuales. Últimamente es un autentico hervidero de turistas. Mientras tomamos el té somos asediados por los típicos vendedores ambulantes, sobre todo niños, y entramos en una pequeña batalla para ver quién consigue mejor precio, pero para eso tendremos tiempo mañana, domingo, día en el que visitaremos el bazar por nuestra cuenta.


-----Acaba este sábado quizá uno de los más ajetreados de todo el viaje, nos queda poco más de un día para terminar el viaje y no podemos evitar que un hilo de tristeza nos embargue.-----

Domingo, madrugamos ya que hoy lo dedicaremos a hacer visitas por nuestra cuenta. Hemos decidido separarnos en dos grupos de cuatro, haciendo las mismas visitas pero en distinto orden. Los chicos asturianos y nosotros nos dirigimos a nuestra primera parada: el barrio copto. Sorprende la tranquilidad y paz de este lugar, hacemos las visitas típicas: el museo, la iglesia de la Virgen María, y el monasterio de San Jorge.
Nos movemos hasta la llamada Fortaleza de Saladino o Ciudadela, construida por este en el siglo XII para defenderse de los ataques de los cruzados. Lo más destacado aparte de la mezquita de Mohamed Alí, es la fantástica vista que hay de la ciudad y las pirámides, casi debajo de las murallas podemos admirar varias mezquitas: Ibn Tulum, Sultán Hassan y la de Ar-Rifai.

Hemos decido ir ahora al museo, dejaremos para el último el bazar.
El museo del Cairo se parece mucho a la ciudad: aglomeración y caos controlado. A mí me gusta tal como es, si tuviera que ponerle una crítica sería la de la aglomeración pero de gente, pero luego es maravilloso ver tal cantidad de obras de arte en tan poco espacio. Lo importante es no intentar verlo todo, en mi opinión es mejor centrarse por áreas y en ellas elegir las piezas a ver, creo el mejor día para visitarlo es el viernes por la mañana. En ese año todavía podías hacer fotos cosa que hoy en día es imposible, vaya suerte poder disfrutarlas. Nada más pasar la verja de entrada entras en un jardín donde se encuentra la tumba de Auguste Mariette, auténtico salvador de muchos de los tesoros que aquí se encuentran. El museo tiene expuestas cerca de ciento cuarenta mil piezas…que barbaridad, verdad?, pero si os digo que el museo del Louvre tiene cincuenta y cinco mil piezas egipcias, que pensáis…enumerar las más importantes sería difícil, lo dejaré a criterio de cada uno. Sería muy difícil elegir alguna pero si tuviera que hacerlo elegiría una pieza del tesoro de Tutankhamón; el trono dorado.
Cuando se encontró en la tumba estaba como escondida detrás de otras piezas de menor valor, como si fuera introducida en la tumba a escondidas, y quizá fuera por la representación que hay del dios Atón en el respaldo. Creo que es una pieza maravillosa, no solo por el gran trabajo artístico realizado por los artesanos sino por el fuerte sentimiento de amor que refleja la obra, en el respaldo se puede ver a Ankhesenamón ungiendo con aceites perfumados a su esposo, él aparece sentado en el trono y ella de pié, los vestidos de ambos son de plata, siendo la base de la decoración de oro, una escena realmente bella una obra sin palabras. Nos vamos, salimos embriagados como borrachos, sin poder digerir todavía todo lo que hemos visto, por suerte tendría otras oportunidades para ver a más a fondo esta increíble cueva de las mil y una noches. Ahhh, en la tienda del museo, si podéis, compraros un libro de láminas de David Roberts, están genial.


-----la visita al museo nos ha dejado para el arrastre…nos vamos a comer algo ligero y luego el bazar, el taxista nos espera, por supuesto, cuando negociéis dejar bien claro la duración del servicio así como las visitas que queréis hacer y no le paguéis hasta el final del día-----

Llegamos a Khan el Khalili, el taxi nos deja en la plaza de Midan el Hussein, a un lado la mezquita de Al-Hazar y al otro la de El-Hussein, donde suelen parar los autobuses turísticos. Llevo una guía de bolsillo para hacer el típico recorrido, pero me despisto y en vez de dirigirnos a la zona de las puertas medievales vamos hacia el norte, ya nos parecía ya que no veíamos turistas… después de cogernos un cierto apuro, decidimos volvernos. Nos movemos despacio, nuestras cabezas se mueven a un lado y a otro, ya que todo lo que vemos nos asombra; cualquier profesión que te imagines hasta aquí, hombres, niños y mujeres fabricando, transportando todo tipo de objetos… hombres transportando barras de hielo, sacrificio de animales en plena calle, planchado de ropa usando los pies….si a nosotros nos asombra como se sentirían los viajeros del siglo XIV y XV, cuando la ciudad estaba en sus puntos de máximo esplendor. Es domingo y aunque el día festivo musulmán es el viernes hay muchas tiendas cerradas.
El bazar data del siglo XIV, y está dividido por zonas, la del oro, el cuero, el cobre, los perfumes, etc.… en muchos edificios en el bajo se encuentra el puesto de venta y en el rellano o piso están los talleres. Creo que hicimos pocas compras, nos dedicamos a recorrer los callejones estrechos y que tienden a ser como un laberinto, llenos de gente , tiendas y mercancías, estas se exponen en cualquier sitio, se transportan de diferentes maneras… es como volver atrás en el tiempo.
En la calle de Shari el Muizz hay varias mezquitas y allí nos sorprende la llamada a la oración del almuecín. La verdad, las primeras veces que las escuchas te impresionan y parece como si el cuerpo te pidiera pararte para escucharlas. Así es como empieza: “Alá es grande. No hay más Dios que Alá, y Mahoma es su profeta. Venid a la oración. Venid a la salvación. Alá es grande. No hay más Dios que Alá…”
Después de las mezquitas los cafés o ahwas son lo más extendido en esta ciudad, se cree que son cerca de treinta mil, a que parece increíble… nosotros nos dirigimos ahora a uno de los más conocidos por los turistas:”El Fishawi”.
Ya estuvimos la otra noche con el grupo, se encuentra muy cerca de la plaza de El Hussein, pero decidimos repetir la visita, la gente suele tomar el chai(té), fumar la shisha o narguile, infusiones de karkadé (hibisco), de erfa(canela),y también el café turco. Se dice que este local tiene más de doscientos años de antigüedad y que desde aquella no ha cerrado nunca…pero últimamente ha perdido mucho de su encanto debido a la gran cantidad de turistas que suele haber durante todo el día. Naguib Mahfuz también solía ir al Café Riche, en la calle Solimán Pachá, que ha reabierto sus puertas y puede ser otra buena opción al siempre abarrotado Fishawi.
Apuramos los últimos momentos y esta noche nos vamos al Mena House, los chicos asturianos están alojados allí. El edificio antiguo es impresionante, como otros hoteles de principio de siglo han construido unos edificios nuevos para alojar a los turistas, pasamos un rato en el salón árabe deleitándonos con su maravillosa arquitectura.


-----Nos quedan unas horas para abandonar este país, y creo que este primer viaje a colmado mis expectativas, a todos en mayor o menor medida Egipto nos ha atrapado, yo regresaré otras veces, pero la primera vez siempre te deja un “algo” que no sentirás en los demás. Me gustaría aprovechar la ocasión para saludar al resto de componentes del grupo: Marga, Carmen, Conchi, Miguel, Alejandro y Raúl. Algo que quiero destacar de este viaje fue la gran armonía del grupo, como dije al principio de este diario, algo imprescindible para un buen resultado final-----

Para terminar nada mejor que esta frase:

“Los antiguos griegos decían que quién bebe agua del Nilo no beberá de otra agua”
  #4  
Antiguo 02-04-2007, 23:12:39
Avatar de Enigmático Tekenu
Enigmático Tekenu Enigmático Tekenu is offline
Avistando Dendera...
-Veces que he dado las gracias: 0
-Me han dado las gracias 0 veces en 0 mensajes
 


Predeterminado

Sennedjem... ya sabes.. me ha encantado.... muchas graicas. Sepas que he puesto el link de este tema en el tema adherdio de los díarios de viajes.

Saludos
  #5  
Antiguo 03-04-2007, 22:41:38
Avatar de Iseth
Iseth Iseth is offline Femenino
Adorando a Sobek...
-Veces que he dado las gracias: 1.040
-Me han dado las gracias 639 veces en 397 mensajes
 
Predeterminado

Wa aleikum salam Sennedjem!!!

Estupendo diario de viaje. Anteriormente no tuve oportunidad de leerlo. Me ha gustado mucho la manera en que relatas tus sensaciones estando en Egipto intercalándolas con algunos párrafos de libros, como el de Max Rodenbeck ( un muy interesante libro según mi opinión). No te quepa la menor duda que este diario ayudará a los futuros viajeros.

Salam
Iseth
Sponsored links .
Advertisement
Advertisement

Crear Nuevo Tema  Tema Cerrado


Herramientas
Desplegado

Normas de Publicación
no Puedes crear nuevos temas
no Puedes responder a temas
no Puedes adjuntar archivos
no Puedes editar tus mensajes

El código vB está habilitado
Las caritas están habilitado
Código [IMG] está habilitado
Código HTML está deshabilitado
Saltar a Foro

VER FOROS   |   AYUDA A VIAJEROS    |    OPINIONES DE VIAJEROS   |   ANTIGUO EGIPTO    |   EGIPTOPEDIA     |   EGIPTOGUÍA   |     GALERÍA FOTOS


La franja horaria es GMT +1. Ahora son las 08:54:05.


Powered by: vBulletin
Derechos de Autor © 2010, Jelsoft Enterprises Ltd.
Egiptoforo.com ©
klipphp shelldizi izle
Ad Management by RedTyger